Los 5 Elementos Principales de las Estrategias de eMail Marketing Exitosas

Estrategias de eMail Marketing Exitosas

Cuando se trata de email marketing, hay más de una forma de medir el éxito. Las métricas pueden indicar el rendimiento general y presentar nuevas áreas para mejorar después de lanzar una campaña, pero existen elementos fundamentales que no puedes descuidar.

Al observar las tasas de clics, cómo un determinado correo electrónico impacta en las tasas de conversión o la cantidad de tráfico que se genera en el sitio web, puedes identificar la efectividad de cada iniciativa de e-mail marketing.

Para tener éxito con estas estrategias, las empresas deben centrarse en fomentar la participación de los destinatarios y maximizar los suscriptores, todo ello manteniendo una sólida imagen de su marca.

Lograr todo lo anterior es definitivamente factible si se crea la estrategia correcta. Necesitas una extensa investigación, a veces un poco de prueba y error, y una comprensión profunda de tu audiencia.

Sin embargo, lo más importante es que debes implementar una serie de mejores prácticas para desarrollar un enfoque estratégico que te permita alcanzar tus objetivos principales.

En este artículo estudiamos los elementos de email marketing que debes tener en cuenta para ayudarte a asegurarte de obtener los resultados que deseas:

1. Tiempo y frecuencia

El momento en que envías tus campañas es uno de los elementos más importantes para enfocarte en cualquier estrategia de marketing por correo electrónico. Puede que estés ubicado en España, pero tal vez una gran parte de tu grupo demográfico objetivo se encuentra en un huso horario diferente.

La hora del día en que los usuarios reciben los correos electrónicos puede contribuir directamente a los indicadores de rendimiento, como la tasa de apertura y la tasa de clics.

Segmenta tus listas de contactos en función de la zona horaria en la que viven los destinatarios, de modo que reciban tus mensajes a la hora que les resulte más conveniente y adecuada. No puedes enviar el mismo mensaje a la misma hora a una audiencia mundial o internacional y esperar llegar a todos de forma efectiva.

Si buscas maximizar el compromiso del usuario con tus mails, pero no estás seguro de cuándo enviarlos, un buen lugar para comenzar es considerar tres intervalos de tiempo principales:

  1. Durante la mañana cuando tus usuarios viajan o llegan al trabajo
  2. Temprano en la tarde en su pausa para el almuerzo
  3. En la tarde cuando están en casa.

Además, piensa en los hábitos de estilo de vida de tu audiencia. Si has lanzado campañas en el pasado, echa un vistazo a las estadísticas proporcionadas por tu plataforma mailing y ve cuándo es más probable que los lectores presten atención a tus campañas.

Además del horario de tu correo electrónico, la frecuencia con la que diseminas tus mensajes también juega un papel importante en el rendimiento. Cuantos más mensajes envíes, menos eficaces serán.

Si bien tus emails pueden tener una corta “vida útil”, esto no significa que debas enviar uno nuevo todos los días.  Dependiendo de la industria, a veces solo enviar dos por semana como máximo puede ser una opción efectiva.

2. Líneas de asunto

La importancia de una excelente línea de asunto no se puede enfatizar lo suficiente, es literalmente lo primero que los usuarios leen y su primera impresión “personal” de tu marca.

Una línea de asunto efectiva despierta interés y crea anticipación del contenido del mail. Solo necesitas lo suficiente como para intrigar al usuario, sin dejar de ser fiel a tu marca en menos de 50 caracteres.

Está bien pensar un poco fuera de la caja y dejar que fluya algo de creatividad con las líneas de asunto, pero ten en cuenta que la simplicidad generalmente funciona mejor.

El objetivo de una línea de asunto es atraer a los destinatarios para que abran el mensaje y hagan clic en el correo electrónico. Por esa razón, es crucial ser coherente a medida que pasas de la línea de asunto al contenido real.

No debes usar un título solo para que los usuarios abran el mensaje y luego  desilusionarlos al no encontrar relevancia para lo que inicialmente vieron en su bandeja de entrada. Esto infunde un pobre sentido de confianza con tu marca y casi garantiza que los usuarios no tomarán la acción deseada, y que incluso pueden optar por no recibir tus correos electrónicos.

Si tienes una idea para una línea de asunto, pero no estás seguro si es relevante para tu marca, nunca temas pedirle comentarios a tus colegas. A veces, la perspectiva de un extraño puede arrojar alguna luz muy necesaria sobre tus ideas. Del mismo modo, segmentar las listas en dos grupos y hacer tests A / B para probar diferentes líneas de asunto te proporciona datos concretos sobre qué línea intriga más a los usuarios.

3. Contenido visual y texto

Las imágenes hablan más que las palabras, y esto es cierto con cualquier estrategia exitosa de email marketing. En general, siempre debe haber más elementos visuales que texto en un correo electrónico, pero aún así es beneficioso invertir en la escritura que agregarás.

Dicho esto, los usuarios no quieren leer demasiado. Solo quieren poder leer rápidamente el contenido y entender el mensaje central. Si tienes mucho contenido para ofrecer a tu audiencia, no lo incluyas todo en el correo electrónico. Usa un botón de llamada a la acción (CTA) para dirigir a los usuarios a una página de destino en tu sitio web donde pueden leer el artículo completo.

Cada campaña de emails incluye un llamado a la acción específico, ya sea para visitar un sitio web, ingresar un correo electrónico o comprar algo, siempre se le pide al usuario que reaccione de alguna manera.

Cuanto más le pidas al usuario, más convincente debe ser el contenido. El CTA debe destacarse del mensaje para que el lector pueda notarlo fácilmente y hacer clic en el sin que nada impida sus acciones. Asegúrate de que estos botones sean vibrantes y prominentes en comparación con el resto del mensaje, sin dejar de encajar con el tema de diseño.

Dado que las imágenes son vitales para el éxito de una campaña de marketing por correo electrónico, debes asegurarte de que se estén cargando de forma adecuada y rápida para los usuarios.

Utiliza una herramienta de optimización de archivos para garantizar que las imágenes se carguen de manera eficiente, ya que si los usuarios esperan demasiado para que cargue una imagen, es probable que se salten o eliminen el mensaje por completo.

A veces un navegador o un proveedor de servicios de envío de emails masivo puede no mostrar correctamente las imágenes dentro de un correo electrónico.

Al incluir etiquetas alt de imágenes relevantes, los usuarios tendrán al menos algún contexto en cuanto a lo que se pretende que sean las imágenes si no aparecen de inmediato. Este pequeño esfuerzo puede ser de gran ayuda al proporcionar una buena experiencia de usuario para los destinatarios.

Recientemente, cada vez más empresas están experimentando con la inclusión de GIF en sus campañas de correo electrónico. A veces, esto puede ser una hazaña difícil porque no todas las plataformas de correo electrónico las cargarán correctamente o solo cargarán un cuadro del GIF en lugar de proporcionar a los usuarios los efectos completos de la animación.

Si estás considerando utilizar este tipo de visual en tus mails, pruébalo en una variedad de plataformas y si se congela en un marco en particular, asegúrate de que sea una imagen que pueda ser independiente y aun así brinde a los usuarios una comprensión completa de lo que el contenido se trata.

4. Optimización para todos los dispositivos

Atrás quedaron los días en que todos los usuarios accedieron a su bandeja de entrada desde la misma plataforma de mails en sus computadoras de escritorio.

Hoy los usuarios están conectados al correo electrónico a través de teléfonos inteligentes, tablets y computadoras de escritorio, que incluyen una amplia gama de dispositivos diferentes.

La forma en que una persona ve un email no es igual a la de otra persona, por lo que no se pone en peligro la accesibilidad de cualquier usuario: Un correo electrónico de diseño receptivo suele ser la mejor solución.

Poder optimizar el diseño permite que todos los destinatarios de casi todos los dispositivos y plataformas puedan tener una experiencia fácil de usar que les permita ver el contenido de la manera prevista.

Si no estás utilizando un diseño receptivo, investiga en qué dispositivos está la mayoría de tus usuarios y asegúrate de que el correo electrónico se adapte a esas funcionalidades y se configure para esa plataforma.

En la era actual de estar constantemente conectado a internet, la mayoría de los usuarios están en el móvil. Esta audiencia en constante crecimiento está constantemente en movimiento y espera que las marcas con las que interactúan entiendan eso.

Los elementos en los que se pueden hacer clic en un dispositivo móvil deben optimizarse para una pantalla táctil, usando un dedo pulgar, no un mouse y no deben requerir que el usuario haga ningún trabajo adicional (acercar o alejar) para ver las imágenes en el mensaje.

Si bien puedes centrarte en un determinado grupo de usuarios, idealmente deberías optimizar tus campañas de de miling para toda tu audiencia, lo que significa evaluar cualquier dispositivo en el que puedan visualizar tu correo.

Litmus es una gran herramienta que te permite ver cómo se procesaría tu correo electrónico en múltiples dispositivos y plataformas antes de enviarlo. Dale un vistazo antes de iniciar cualquier campaña.

5. Personalización

El contenido que envíes a los usuarios a través de tus campañas debe ser relevante y proporcionar un valor significativo. El marketing para el usuario como individuo y el uso de la personalización ya no necesita ser ejemplificado al abordarlos con nombre y apellido.

De forma similar a un embudo de conversión, un embudo de emails te permite dirigirte a los usuarios con contenido más específico, ya que muestran signos de interés progresivo y se acercan a convertirse en clientes.

Si un usuario de tu base de datos de mails se suscribió a tu boletín informativo en una publicación específica, puedes segmentarlos según el contenido relevante en el que demostraron interés. Personalizando los correos electrónicos en un proceso paso a paso basado en la relevancia, tus mensajes podrán ser más eficaces ya que el contenido se relaciona con lo que inicialmente los hizo interactuar con tu marca.

Por ejemplo, tal vez tengas un boletín informativo para inscribirse en tu blog y después de leer un artículo sobre email marketing, el usuario te proporciona su información de contacto. Enviarles un correo electrónico de seguimiento que aborde el diseño de un logotipo no satisfará sus necesidades, ya que no está relacionado al motivo por el que se registraron.

En su lugar, configura un embudo específico para los usuarios dentro de ese grupo. Envíales un documento técnico que entregue más detalles sobre el tema, para que el lector tenga una mayor oportunidad de abrir el email y avanzar en el embudo hacia la compra de un producto o servicio de tu empresa.

Conclusión

Una de las formas más efectivas de agilizar las comunicaciones con una audiencia específica es el email marketing. Independientemente de la industria o si una empresa es B2B o B2C, este enfoque de marketing estratégico puede obtener resultados impresionantes para las marcas si se ejecutan correctamente. Utiliza estas mejores prácticas con cada campaña para ayudarte a llegar a tus usuarios y fomentar el crecimiento comercial.

Si te gusta, no olvides compartirloTweet about this on Twitter
Twitter
Share on Facebook
Facebook
0Share on Google+
Google+
0Share on LinkedIn
Linkedin
Buffer this page
Buffer
Email this to someone
email

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*